BlockchainEmpresaTodos

El Blockchain mola, ¿pero para qué?

El Blockchain mola, ¿pero para qué?

El entusiasmo e interés por el Blockchain es enorme. Fenómeno con inicio del auge de las criptomonedas como el Bitcoin. La historia del Bitcoin es fantástica, de un idea loca del movimiento Cyberpunk a la pesadilla de Wall Street. Satoshi Nakamoto se basó en las ideas de este movimiento para crear una criptomoneda basada en un sistema distribuido que hoy conocemos como Blockchain. Para los más curiosos, Satoshi le puso su nombre a la unidad mínima del Bitcoin (lo que para los europeos sería nuestro céntimo).

Blockchain es una base de datos distribuida y descentralizada, varios nodos principales se encargan de distribuir la información y manejar las conexiones. Estos nodos son indispensables para la red Blockchain, verifican las transacciones y los bloques respecto a las reglas de consenso del sistema. 

Tenemos la información distribuida y descentralizada pero, ¿qué y cómo se guardan los datos en una red Blockchain? La información se guarda en forma de registro, cada registro de la red Blockchain se denomina bloque (de ahí el nombre cadena de bloques) y cada bloque contiene transacciones junto a información que lo posiciona en la cadena. 

Las transacciones que se guardan en los bloques son los movimientos que ha habido en la red, si se ha añadido, modificado o eliminado información. Los bloques se crearán según las condiciones de la red, un número máximo de transacciones o cada determinado tiempo. 

Esto dará como resultado un registro inmutable de nuestra información distribuido en muchos nodos, por lo que la seguridad que otorga esta técnica es inigualable. Comprensible que su uso preferido es para controlar transacciones financieras. 

Con esta ligera explicación que queremos expandir en próximas publicaciones llegamos al para qué podemos utilizar el blockchain. Síguenos en redes sociales si no quieres perderte todas nuestras publicaciones acerca de esta tecnología que, sin duda, ganará mucho peso en los próximos años. 

El ejemplo claro de aplicación de la tecnología Blockchain es el sector financiero. Si queremos tener un registro de movimientos de dinero (o cualquier tipo de recurso) que solo se pueda validar desde nodos seleccionados y no se pueda modificar de ninguna manera, Blockchain es tu tecnología. Blockchain y seguridad son sinónimos. No puedes suplantar la identidad en una red Blockchain, tu dinero no irá a ninguna parte si no realizas tu la transacción. No se pueden falsificar transacciones en un red Blockchain, toda la información está encriptada y actualmente no existen maneras de sobrepasar los complicados algoritmos que se aplican en este tipo de redes. 

Otro sector donde se necesita asegurar la identidad de los usuarios, se realizan la transacciones y necesitamos seguridad en la distribución de datos es la sanidad. Cada paciente comparte mucha información sensible con sus médicos, información a la que solo debería tener acceso nuestro doctor y nadie más. Otra aplicación es el sistema de control de distribución de medicamentos, cualquier sistema de sanidad que se precie controla que sus usuarios no hagan abuso de los recursos sanitarios de manera inadecuada haciendo estos inaccesibles sin la autorización de un profesional cualificado. 

Sin embargo, estos son los ejemplos más claros, donde las aplicaciones de este tipo de tecnología son evidentes y todas las empresas con espíritu innovador se han lanzado a implementarlo. Eso no quita que no tenga aplicaciones en otros sectores, todos realizamos transacciones que queramos mantener seguras de gente con malas intenciones y que no queramos que nadie pueda modificar. Todas las empresas tienen que cumplir unas obligaciones contables que, en ocasiones, tienen que pasar auditorías para comprobar la veracidad de todos los datos. Sería muy fácil auditar unos libros contables que se encuentren en una red de este tipo, puede que fuese hasta innecesario cuando la legislación se adapte a las nuevas tecnologías. 

En definitiva, cualquier sistema que necesite seguridad de autenticación y acceso a los datos encaja en el sistema Blockchain. De ahí que haya conseguido tanta fama en tan poco tiempo. Sus ventajas y versatilidad hace de esta tecnología una de las preferidas por las empresas frente a otras técnicas más antiguas. 

Tampoco podemos dejar de hablar de las criptomonedas, con ellas nace el Blockchain. Sin duda la más famosa es Bitcoin y es con esta que empieza la tecnología Blockchain, fue la primera vez que se aplicó esta tecnología. Pero ser el primero no significa ser el mejor, nosotros sabemos de esto. Bitcoin es una tecnología limitada a las criptomonedas, sirve para crear un sistema de transacciones financieras. 

Bitcoin aunque es limitado ha servido para crear criptomonedas de lo más variopintas. Dogecoin, basado en un meme de Internet. PutinCoin, sábado en el presidente ruso. O el último invento de Nicolás Maduro para frenar la inflación y luchar contra las sanciones internacionales, el Petro. 

En nuestra experiencia hemos visto más implementaciones de Ethereum que de cualquier otra red Blockchain. Esto es porque Ethereum sirve para guardar “tokens”, y podemos guardar muchas cosas en esos tokens: una firma, un identificador, contraseñas y un largo etcétera. 

Si todavía no sabes como el Blockchain puede ayudarte, contacto con nosotros y te asesoraremos para crear una solución tecnológica puntera. 

Para usuarios avanzados que quieran profundizar en la tecnología Blockchain os recomendamos un libro donde se detalle el funcionamiento de este tipo de tecnologías y cómo afectará la industria global. enlace libro

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *